1 EUR = 4.29 PLN

Podkarpacie, la región situada al pie de los Cárpatos, separa por el norte dos países: Ucrania y Eslovaquia. Durante el Imperio austro-húngaro pertenecía a la Galicia polaca. La cultura de estas tierras se basa en la mezcla de influencias religiosas católicas y ortodoxas. Dos de las iglesias de madera incuidas en la lista de Patrimonio de la Humanidad (en Blizne y en Haczów) de la ruta neogótica se encuetran precisamente aquí. En 2013, el Comité del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO incluyó en este listado cuatro iglesias ortodoxas de gran belleza y encanto: la iglesia del Santo Miguel Arcángel en Smolnik,  la iglesia del Santo Paraskiewa en Radruz, la iglesia de San Miguel Arcángel en Tutrzansk y la iglesia de la Santísima Madre de Dios, en Chotyniec. La ruta de la arquitectura de madera abarca también cuatro iglesias neogóticas y cuatro iglesias ortodoxas (a partir de junio 2013) en la región de Polonia Menor (Malopolska).

En Sanok merece la pena visitar el Museo de Iconos, pasear por el casco antiguo y comer en el restaurante que evoca la figura del protagonista de la novela de Hasek, El Soldado Svejk.

Los que quieran seguir el esplenderoso pasado de las familias aristocráticas de la zona pueden visitar, y en algunos casos dormir, en los palacios de Krasiczyn, Baranów Sandomierski, Przeclaw y Lancut, poseyendo este último palacio una interesante colección de carruajes y caracterizado por ser lugar de festivales y cursos de música.

No hay que descartar la visita a Przemysl, que conserva antiguas fortificaciones; o Krosno conocido, no solamente en Polonia, por la producción manual de cristal noble y diseños tanto clásicos como vanguardistas.

Pero lo que llama mucho la atención en la región son los Bieszczady, una cadena de montañas situada al sur. Se pueden dar preciosos paseos siguiendo las rutas indicadas, bien en tren de vías estrechas, bien a caballo, el denominado "huculski", una de las razas de caballo más antiguas en Polonia. Es aquí donde uno se puede encontrar con la naturaleza y consigo mismo, admirando el paisaje creado por tranquilos picos y prados que revisten las pendientes.

La región puede ser también un punto de partida para visitar la ciudad ucraniana de Lvov, consultando las agencias locales de viaje.

Todos los Monumentos de Patrimonio de la Humanidad en Polonia

PLANIFICAR UNA RUTA

Planea un viaje
¿cuántas personas?
1
¿cuánto tiempo?
2 días
Quiero recibir el newsletter