1 EUR = 4.3 PLN

"Siempre había querido visitar Polonia, pero no sabía por dónde empezar, así que elegí Varsovia. Desde el primer momento me sentí en la Europa de verdad, la energía y belleza del lugar me impresionaron. La riqueza histórica de la ciudad se funde con el dinamismo actual. Estuve en varias discotecas y me lo pasé fantástico. Cada día conocía gente nueva y visitaba lugares distintos. ¡Aquí la vida y el entretenimiento se entienden de otra manera y es todo mucho más barato que en Madrid o Barcelona!"

Históricamente hablando, Mazowsze (o Mazovia) fue un principado cuyo significado estuvo relacionado con el río Vístula desde siempre (vía de comercio en los siglos XV y XVI). Atravesada por este río desde hace cuatro siglos, Varsovia, capital de la región y del país, atrae a visitantes por sus bellos monumentos, su casco histórico inscrito como Patrimonio de la Humanidad en la Unesco, sus galerías de arte, su vida cultural, sus comercios...

La región más grande de todo el país no se olvida, sin embargo, de cuidar su naturaleza. Aquí se encuentran dos grandes bosques: La Selva Kurpiowskay la Selva Kampinoska. Popularmente conocido como Kampinos (reserva de la biosfera), junto con una ciudad en Nigeria, es el único bosque que convive con una ciudad de 1,7 millones de habitantes. Con más de 160 kilómetros de rutas, puede ser lugar de ocio también para ciclistas extranjeros.

Al pensar en Mazovia y en su paisaje hay que recordar a Federico Chopin, compositor romántico de la primera mitad del s. XIX que se inspirótanto en el paisaje plano que rodeaba su casa natal en Zelazowa Wola como en el folklore de la región. De allí la nostalgia en sus mazurcas y polonesas.

Habiendo sido un principado, Mazovia también tiene lugares importantes como Plock, antigua capital histórica de la región, con su catedral románica bien conservada y situada en la escarpa del río Vístula; o el castillo en Pultusk. Plock es también un punto de interés para los viajeros religiosos que siguen las huellas de Sor Faustina Kowalska. Quedan casas señoriales de familias nobles y aristocráticas, algunas convertidas en hoteles con encanto, así como museos al aire libre que recrean el estilo de vida de los campesinos de la región.

Los amantes de la técnica tendrán la posibilidad de visitar El Museo del Tren de Vías Estrechas en Sochaczew o el Museo de Motorización y Técnica, en Otrebusy.

PLANIFICAR UNA RUTA

Planea un viaje
¿cuántas personas?
1
¿cuánto tiempo?
2 días

Quiero recibir el newsletter