1 EUR = 4.25 PLN

La temporada de nieve comienza en diciembre y puede acabar en abril, aunque las mejores características se dan de enero a marzo. Los Montes Tatras poseen algunos de los terrenos más elevados del país, ideales para el esquí alpino y el snowboard. Normalmente, en cada una de las localidades de montaña se puede encontrar al menos un centro para alquilar los equipos: esquís, tablas para la nieve, patines, trineos... En los últimos años se está viviendo una época de renacimiento del turismo de esquí.

Los centros más populares y mejor preparados para el esquí y snowboard son:

Zakopane, a 100 km de Cracovia, con la ruta de 7 km desde Kasprowy Wierch, en las montañas de tipo alpino en los Tatra. De hecho, en la radio de 100 km de Cracovia existen hasta 5 de las mejores estaciones de esquí alpino de Polonia. Son complejos de medio tamaño con instalaciones modernas y precios muy competitivos que permiten integrar el esquí en la visita a Cracovia bien pasando unos días en los resorts de las estaciones, bien como visita de un solo día.

A menos de 100 km, Białka Tatrzańska es una de las mejores valoradas de Polonia especialmente para viajes en familia y para esquiadores que se conforman con pendientes moderadas. Con una altitud máxima de 930 m, cuenta con 15 km esquiables (la pista más larga cuenta con 2 km) accesibles a través de 7 sillas y 11 arrastres. Un pase de día cuesta unos 23 €. Más información en: http://www.bialkatatrzanska.pl/

A poco más de 100 km, Kasprowy Wierch es más bien lo opuesto: una estación para expertos con pistas de gran inclinación. Es la cima de las estaciones polacas con 1.980  m de altitud máxima. Ofrece dos grandes pistas negras, una de las cuales acumula hasta 8 km de descenso. Dos teleféricos y otros dos remontes permiten el acceso a este complejo cuya entrada vale unos 32 €. Más información en: http://www.kasprowywierch.biz

A unos 150 km, Jaworzyna-Krynica es un término medio entre las anteriores, con mayoría de pistas rojas, una negra y una azul. Tiene su cota en los 1.110 m de altura y ofrece 8 km esquiables en seis pistas de aproximadamente 1 km, siendo la más larga de 2.6 km. Cuenta con un teleférico, dos sillas y cuatro arrastres que se pueden disfrutar por unos 21 € al día. Más información en: http://www.jaworzynakrynicka.pl/

A unos 140 km, Muszyna-Wierchomla es una de las estaciones más grandes de Polonia y su oferta se basa principalmente en pistas fáciles y muy fáciles con alguna excepción. Su altitud máxima se queda en 1.060 m pero es suficiente para proporcionar 15 km de pistas con una longitud máxima continuada de 2.2 km. Dos sillas y siete arrastres permiten disfrutarlas previo pago de unos 19 €. Más información en http://www.wierchomla.com.pl/

A menos de 100 km, Pilsko-Korbielów es la estación más próxima a Cracovia y es también uno de los complejos que más kilómetros esquiables ofrece del país: otros 15 en total. Su cota alcanza los 1.550 m en un terreno relativamente escarpado; aquí se pueden disfrutar de dos grandes pistas rojas que superan los 2 km a través de tres sillas y cinco arrastres. El pase de un día vale unos 19 €. Más información en http://korbielow.net/

Karpacz i Szklarska Poreba, en la parte suroeste, en los Sudety.

Wisla, Szczyrk, Korbielów, Jaworzyna y Wierochomla en Beskidy.

El resto del país lo ocupan las llanuras que dan la posibilidad de practicar esquí a fondo.

En Varsovia, Gdańsk y Poznań existen rutas artificiales para esquí alpino en invierno.

Polonia es también una potencia en el deporte de saltos de esquí con numerosos centros de aprendizaje. Cada enero en Zakopane se organizan saltos de esquí calificados para la Copa del Mundo.

 

 

PLANIFICAR UNA RUTA

Planea un viaje
¿cuántas personas?
1
¿cuánto tiempo?
2 días

Quiero recibir el newsletter