Warsaw 18.9 ºC
1 EUR = 4.7 PLN
Contacte con nosotros

Esquí y snowboard

Snowboard_540.jpg

Polonia posee unas condiciones excelentes para la práctica de los deportes de invierno: descensos en snowboard, esquí alpino y turismo en esquís de fondo o de travesía. La temporada empieza en diciembre y en algunos centros dura incluso hasta abril. Sin embargo, las mejores condiciones para la práctica del esquí se dan en los meses de enero a marzo. Para la práctica del esquí alpino las mejores pistas se encuentran en el sur del país: los Tatra y los Beskidy (al sur de Cracovia y Katowice, respectivamente) y en los Sudety y Karkonosze (al sur de Wroclaw). Las rutas para practicar el esquí de fondo están en varias regiones polacas y algunas, dan la oportunidad de atravesar parques nacionales (PN de los Montes Stołowe).

Los terrenos más elevados para la práctica del esquí alpino y el snowboard se encuentran en los Tatra, en las proximidades de Zakopane (Kasprowy Wierch, Polana Szymoszkowa y Butorowy Wierch y Nosal). Pendientes perfectamente preparadas se pueden encontrar, entre otros lugares, en Bukowina y Białka Tatrzańska. En los Karkonosze, aquellos que les gusta disfrutar plenamente de la nieve pueden practicar su deporte favorito en los centros de Karpacz y Szklarska Poręba, en el Szczernica. Los Beskides ofrecen a los esquiadores unas inolvidables impresiones en las laderas de Szczyrk, Wisła, Krynica, así como en las de Korbielów y Zwardoń. Por su parte, los centros de esquí polacos situados más al este se encuentran en los Bieszczady (Ustrzyki Dolne). Prácticamente en cada localidad de montaña funciona durante la temporada de invierno al menos un punto de alquiler de equipos: esquís, snowboards, trineos y patines, por lo que no hay necesidad de que uno lleve el equipo consigo. Polonia es un país excepcional, y nos da la posibilidad de practicar el deporte de la nieve en el centro y norte del país. Estas pendientes son ideales para los esquiadores principiantes y como preparación antes de un descenso en montañas más altas. Merece la pena visitar las laderas de los Montes Świętokrzyskie, el centro de Bełchatów, así como los centros de esquí de Warmia y Masuria.

En los últimos años se vive un renacimiento del turismo de esquí. Aumenta el interés por el esquí de fondo y travesía, por lo que podemos encontrar trazados perfectamente preparados también en el sur del país, p. ej. en los Karkonosze, donde se celebra la famosa Carrera de los Piast, en Jakuszyce, o en las faldas de los Tatra, así como en otras regiones de Polonia: Masuria, Región de Suwałki, Región Lacustre de Kaszuby, la Meseta Krakowsko-Częstochowska y Roztocze. A los aficionados a las caminatas de montaña por rutas no definidas en esquís de travesía les recomendamos Bieszczady, donde todos los años se celebra la Carrera Nacional de Esquí de los Bieszczady (en Ustrzyki Górne).

A la práctica de estos deportes de invierno podemos añadir largos momentos de relax. El país cuenta con varios centros de aguas geotermales, incluso urbanos (Termy Maltańskie en Poznań) pero esta oferta es especialmente amplia en la zona de Zakopane que cuenta con cinco complejos acuáticos. Todos disponen de instalaciones interiores y piscinas exteriores donde bañarse en cualquier época del año disfrutando de la temperatura del agua de más de 30º. A disposición de los esquiadores, turismo tradicional y viajes en familia están Chochołowskie Termy, Terma Bania, Termy Bukovina, Termy Szaflary y Gorący Potok, sin contar el Aquapark de Zakopane. Algunos están situado en la proximidad de las pistas de esquí y ofrecen alojamiento, con entrada ilimitada a las termas incluida en el precio.

1_BANIA-TERMA_HR 540x360.jpg

Terma Bania

Deportes de invierno
Toda la frontera sur de Polonia, con las cadenas de montañas, ofrece condiciones para la práctica del esquí y snowboard.
Quiero recibir el newsletter