Warsaw 1.1 ºC
1 EUR = 4.71 PLN
Contacte con nosotros

Las empanadillas, en polaco pierogi, es un plato muy popular en Polonia. El secreto está en la masa y el relleno que cambia según la época del año. Existen, por lo tanto, los pierogi  con  relleno salado y, aprovechando frutas de temporada, dulces. Podéis probarlos en la mayoría de los restaurantes en Polonia en su versión más clásica:

pierogi z kapustą i grzybami (con col encurtida y setas),

pierogi z mięsem  (rellenos de carne picada)

pierogi ruskie (pierogi rusos rellenos de la masa de patata  cocida con queso blanco y cebolla). 

Los restaurantes especializados en preparar este popular plato, sirven un amplio abanico de rellenos fuera de lo más tradicional y, además, tienen una sabrosa oferta para los veganos y vegetarianos. 

Los pierogi no pueden faltar en la mesa de la Nochebuena. Según manda la tradición, esa noche los polacos no comen carne así que optan por servir las empanadillas  con col y setas. ¿Listos para aprender cómo hacerlos? Os echamos una mano a través de este video corto y la receta en sí:


Pierogi (empanadillas) con col y setas 

Ingredientes para el relleno:

  • 500 g de col encurtida picada
  • 100 g de setas silvestres deshidratadas
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de aceite
  • sal, pimienta

Masa para los pierogi:

  • 500 g de harina de trigo
  • 1,5 vasos de agua caliente
  • sal

Colocamos las setas deshidratadas en un bol y le añadimos agua fría hasta cubrir las setas. Las dejamos reposando durante al menos una hora. ¡No tires el agua cuando termines!

Colocamos la col en una olla y le añadimos el agua que ha sobrado al hidratar las setas. La cocinamos hasta que esté tierna. Ponemos aceite en una sartén caliente. Añadimos la cebolla picada, sal, las setas picadas y luego la col cocida y escurrida. Lo mezclamos y sazonamos al gusto, y lo atemperamos poco a poco.

Mezclamos la harina con el agua y sazonamos mientras amasamos. Cuando la masa tenga una consistencia elástica, con el rodillo hacemos una capa fina. Recortamos tortas con forma circular. Sobre estas, en el centro, colocamos una cucharada del relleno y las doblamos por la mitad con forma de media luna, pegando los lados curvos con los dedos. Una vez listos, hervimos los pierogi en agua con sal, esperamos hasta que floten y los cocinamos unos minutos más. Los pierogi se pueden comer con cebolla frita o con un poco de crema agria.

¡QUE APROVECHE!

Quiero recibir el newsletter