Warsaw 10 ºC
1 EUR = 4.54 PLN
Contacte con nosotros
Celebrando la llegada de la primavera

La primavera astronómica llega el 21 de marzo. Según muchos es la estación del año más bella y hay que darle una merecida bienvenida. Se vislumbra en Polonia a través de campos en flor, como los de colza, que cubren grandes superficies naturales de intenso color amarillo. Los sauces, árboles muy comunes en la Polonia central, asombran con sus verdes hojas. Es una época muy buena para viajar por el país, admirar el paisaje y conocer uno de los rasgos que mejor define a los polacos: su hospitalidad. Este rasgo está presente en las ciudades aunque es aun más palpable en zonas rurales, cada vez más preparadas para recibir a los turistas en alojamientos de agroturismo, en los que experimentar su riqueza cultural y gastronómica, y sumergirse en las tradiciones locales. Estas experiencias se intensifican durante la Semana Santa, que casi siempre se celebra a principios de primavera cuando, gracias a las tradicionales celebraciones religiosas.

Entre las tradiciones que todavía recuerdan a tiempos muy remotos destaca el "ahogamiento de Marzanna". Los protagonistas son unos muñecos hechos tradicionalmente de paja u otros materiales que se arrojan al agua. Simbolizan a la pagana diosa eslava de invierno y la muerte. Adornados con cintas, collares u otros detalles, los marzanna se hunden poco a poco en el agua, igual que las últimas nieves se derriten, simbolizando el fin del invierno. De origen popular y muy presente en el entorno rural, ha pasado a ser un evento que también se celebra en grandes ciudades en un ambiente festivo a orillas de ríos o lagos.

Jóvenes con mochilas al hombro vistos de espalda paseando por el parque

El buen tiempo invita a salir, estar al aire libre y a olvidarse de las obligaciones. Lo mismo le ocurre a los estudiantes, que en esta época suelen hacer novillos, hasta tal punto que, recientemente, en Polonia se ha comenzado a celebrar el "Día de hacer novillos". Ese día los profesores hacen la vista gorda e incluso acompañan a sus estudiantes en sus actividades al aire libre.

Un joven haciendo barbacoa en una espacio al aire libre

El primer puente del año coincide con la fiesta del 1 y el 3 de mayo (Día de los Trabajadores y de la Constitución). Para los polacos la mejor manera de celebrarlo es pasando esos días al aire libre haciendo barbacoas, cuando el olor a carnes condimentadas, morcillas y salchichas asadas impregna el aire. Por estas fechas suele hacer buen tiempo, todo florece y las temperaturas pueden ser altas, permitiendo incluso bañarse en algún río o lago. Cualquier espacio al aire libre (siempre que esté permitido hacer fuego) sirve para pasar un buen rato en familia o con amigos.

PLANIFICAR UNA RUTA

Quiero recibir el newsletter