1 EUR = 4.26 PLN

"He viajado con mi novio a un sitio donde es más fácil encontrarse con una hermosa naturaleza, que con las multitudes de turistas. Y no tuvimos que viajar hasta el otro extremo del mundo. En Polonia, las vacaciones cuestan mucho menos que en Europa occidental, la gente es muy amable y es fácil escapar del ruido de la ciudad. El sitio donde más hemos disfrutado fue el oeste de Polonia, lleno de lagos tranquilos y vírgenes. Aquí sólo hace falta pasar unos días para poder relajarse y recuperar las fuerzas. ¡No se lo piense y venga! Seguro que aquí descubrirá su propio cuento!"

Lodz (barca en polaco) es uno de esos nombres muy difíciles de aprender a pronunciar para el extranjero. De hecho, el escudo de la ciudad lleva la imagen de una barca. El desarrollo de Lodz empieza hace algo más de un siglo, cuando se fija aquí, debido a su estratégica localización en el s. XIX (en el cruce de los caminos del este al oeste y del norte al sur europeo), el centro de producción textil. Constituyen el variopinto patrimonio de la ciudad las grandes y rápidas fortunas de los fabricantes judíos, polacos, rusos y alemanes, a través de sus bien conservados palacios y fábricas.

En esta región nació Wladyslaw Reymont, Premio Nobel de Literatura, que en sus novelas describe, por un lado este dinámico crecimiento industrial (La tierra prometida) y por el otro, la vida de los campesinos (Los campesinos). Todavía hoy se pueden ver las tradiciones típicas de las zonas rurales en la localidad de Lowicz, lo que incluye la representación de una boda típica; o el Museo Regional de folklore, en Opoczno. En estas tierras nacieron Sor Faustina Kowalska (Glogowiec) y Maximiliano Maria Kolbe (Zdunska Wola), quien siendo prisionero del campo de concentración de Auschwitz, ofreció su vida por la de otro prisionero, siendo fusilado.

Esta parte de Polonia acoge también palacios y mansiones de familias aristocráticas y nobles: Nieborów, Poddebice, Wolbórz, Sokolniki, Walewice (donde nació el hijo ilegítimo de Napoleon a raíz de su romance con Madame Walewska), Bialaczów, Ozarów...

Teniendo en cuenta la importancia estratégica de la región, en 1915 los alemanes empezaron la construcción de la línea de trenes de vías estrechas. Hoy se puede visitar el museo que alberga la colección de vagones anteriores a 1939, en la estación de Rogów.

Kutno es el único lugar en Europa donde los aficionados al fútbol americano pueden asistir a cursos y observar los partidos.

El paisaje plano, caracterísico de esta parte del país, no impide la práctica de diferentes tipos de deporte: la hípica, ciclismo (con 300 km rutas señaladas), deportes acuáticos en los embasles de Sulejów y El Mar Sieradzkie e incluso el esquí, en las cumbres arificiales de Kamienska y Malinka.

La región de Lodz edita un folleto en idioma español sobre sus atractivos y lugares de interés.

PLANIFICAR UNA RUTA

Planea un viaje
¿cuántas personas?
1
¿cuánto tiempo?
2 días

Quiero recibir el newsletter