Warsaw 15 ºC
1 EUR = 4.25 PLN
Contacte con nosotros

La Mina de Sal de Wieliczka, monumento Patrimonio de la Humanidad incluido en la primera lista de la UNESCO de 1978, se encuentra a sólo 12 km del centro de Cracovia y, por lo tanto, con buena comunicación en transporte público. Hay trenes de cercanías, bus urbano y buses que salen desde la estación central de trenes y autobuses Kraków Główny o zona próxima (por ejemplo, el bus urbano 304). Bochnia se encuentra a 48 km de Cracovia y es una atractiva alternativa viajando desde Cracovia hacia la región de Subcárpatos; sin embargo, todavía no hay visitas regulares en español.

La visita de la mina en Wieliczka dura alrededor de 2 horas y media, y es posible solamente con guía acompañante. Las visitas regulares en español están disponibles durante todo el año, aunque con más frecuencia durante la temporada alta. Las entradas se pueden adquirir a través de una agencia de viajes local (puede incluir traslados), en la página web (Mina de Sal «Wieliczka» (laminadesalwieliczka.es) o en las taquillas (en este caso, según  disponibilidad). Hay dos opciones de ruta: la turística (en varios idiomas, incluido el español) y la minera (en polaco o inglés).

Conviene llegar con cierta antelación para no perder la visita contratada, llevar zapatos cómodos y alguna chaqueta o jersey: a más de 100 m bajo la superficie la temperatura es constante, de unos 16º durante todo el año. La ruta empieza bajando más de 300 escalones; se puede contratar la bajada en el ascensor por un suplemento; también se puede organizar la visita para personas con movilidad reducida. La visita es apta para las personas que sufren de claustrofobia; el único momento que puede resultar incómodo, es la subida en el ascensor que consta de varias plataformas.

El recorrido por el laberinto subterráneo (ruta turística) cuenta la historia de la extracción de la sal, que se remonta a siete siglos atrás; varias generaciones de mineros han trabajado la roca salina para que podamos pasear por amplios y largos pasillos, ver cuevas y "lagos" de agua salada. Con el paso del tiempo, los mineros autodidactas empezaron a transmitir las leyendas, hechos históricos y su devoción por los santos, patrones de los mineros, a través de las esculturas que hoy en día constituyen el valor añadido del lugar. La Capilla de Santa Kinga es su máximo exponente y no deja indiferente a nadie. Cabe destacar que la capilla cuenta con una acústica excelente, para disfrutar de algún concierto que periódicamente se organizan aquí.

Wieliczka Kinga 540x360.jpg

La Capilla de Santa Kinga

Wieliczka rzezby 540x360.jpg

Las leyendas a través de las esculturas en roca salina

Al finalizar el recorrido, en la Taberna Minera, se puede disfrutar de alguna comida antes de subir. 

El propio paseo y el microclima dentro de la mina es muy beneficioso para la salud. Hay una zona balneario (no incluida en la visita) que ofrece la posibilidad de alojarse a 135 m bajo tierra, en un ambiente privado de alérgenos y contaminantes (otra opción es el hotel Grand Sal, en el recinto de la mina). Otro de los atractivos del recinto es la Torre de graduación, algo muy común en Polonia, que genera el microclima para mejorar el aparato respiratorio.

Wieliczka.Zamek Żupny (3)K.Syga 540x360.jpg

Castillo Żupny

Fuero del recinto de la mina, a 5 minutos andando, se encuentra este castillo, de estilo gótico, que alberga El Museo de Las Salinas de Cracovia (Muzeum Żup Krakowskich). Está abierto de 9.00 a 20.00. Más información

La Mina de Bochnia, también declarada Patrimonio de la Humanidad, se encuentra a 30 km de Wieliczka, y a 48 de Cracovia. Recomendado incluir la visita (disponible en inglés) en la ruta por la franja sureste del país.

Bochnia (9)K.Bańkowski mniejsze 3 2.jpg

Mina de Bochnia

Quiero recibir el newsletter