Warsaw 1.1 ºC
1 EUR = 4.7 PLN
Contacte con nosotros

Se trata de un plato de tradición popular que, sin embargo, también ha conquistado las cocinas más refinadas del país. Eso significa que los pierogi se encuentran en las cartas de casi todos los restaurantes del país, pero ¡no todos son iguales! Existe gran variedad de rellenos, de maneras de cocción y de modos de presentación. En este artículo os revelamos la filosofía básica de este plato nacional.

En primer lugar, la mayoría de los pierogi que se sirven en los restaurantes del país se preparan a mano. Para una persona con experiencia, la preparación de la masa no supone ninguna dificultad. Más trabajo conlleva, sin embargo, preparar el relleno (donde está la diferencia) y envolver los pierogi uno a uno. Las empandillas se sirven recién cocidas, o cocidas y posteriormente fritas. A veces el comensal puede elegir de qué manera lo prefiere. Los pierogi dulces se suelen servir acompañados de nata y azúcar, y los salados, de tocino o beicon frito, condimentados con hierbas frescas (cebollino, eneldo, perejil...) y, a veces, también con nata.

Empanadillas ya formadas sobre una tabla de madera y una que está siendo formada a mano; ingredientes básicos al lado: cuenco con harina y huevos

Los rellenos tradicionales

  • Pierogi ruskie: el relleno se prepara con patata cocida, cebolla y queso fresco, todo condimentado con sal y pimienta. Esta variedad, sobre todo en la franja este del país, viene acompañada con una rica crema de leche y... beicon frito.
  • Pierogi z mięsem: el relleno se hace de carne cocida, donde el tipo de carne puede variar. En su versión tradicional se utiliza carne de ternera que ha utilizado previamente para preparar un caldo, pero en los restaurantes más sofisticados se pueden encontrar pierogi rellenos de carne de pato o incluso de carne de caza.
  • Pierogi z kapustą i grzybami: se rellenan con una masa lo más compacta posible de chucrut (col fermentada), cebolla y setas. Esta variedad es muy popular sobre todo durante la época de Navidad.
  • Pierogi z jagodami: rellenos de arándanos, servidos con nata y azúcar. Se sirve como plato principal para niños o como postre.

moje, pierogi z zapiecka OK.jpg

Aptos para todos los paladares

En base a estos sabores tradicionales, en restaurantes especializados llamados pierogarnia se encuentra todo un abanico de posibilidades, fruto del proceso creativo de los chefs, como pierogi rellenos de queso, de verduras con queso o de frutas. Además, se sirven variedades aptas para dietas sin gluten, para vegetarianos o incluso para veganos. Para probar diferentes sabores se puede pedir una fuente con empanadillas de diferentes rellenos. En cualquier caso, como en cada ración se sirven varias piezas, es un plato muy "social", perfecto para compartir.

Aprovecha productos de temporada

En Polonia abundan las frutas de verano: fresas, frutas del bosque, frambuesas, ciruelas, guindas, manzanas, peras, grosellas rojas o negras... Es el momento ideal para atreverse con una ración de pierogi rellenos de frutas, o con otro plato que las utilice recién cosechadas.

Al final de verano suelen aparecer unas setitas llamadas kurki (en español, chantarelas) que se preparan con la delicada masa de los pierogi (pierogi z kurkami), aunque también sirve cualquier otra seta de temporada para comer una rica ración de pierogi z grzybami.

targ grzyby OK.jpg

Eventos

Se organizan talleres de pierogi en muchas ciudades, lo que puede ser una interesante actividad a incluir en un viaje. Como es un plato tan popular, se celebran varios eventos alrededor de los pierogi en ciudades como Varsovia (Festival del Pierogi Vegetariano), Wroclaw (Festival de las Empanadillas del Mundo) o Cracovia, donde el Festival del Pierogi, en la Plaza Menor (Mały Rynek), lleva en la agenda local desde hace 17 años.

Quiero recibir el newsletter