1 EUR = 4.29 PLN

"He viajado con mi novio a un sitio donde es más fácil encontrarse con una hermosa naturaleza, que con las multitudes de turistas. Y no tuvimos que viajar hasta el otro extremo del mundo. En Polonia, las vacaciones cuestan mucho menos que en Europa occidental, la gente es muy amable y es fácil escapar del ruido de la ciudad. El sitio donde más hemos disfrutado fue el oeste de Polonia, lleno de lagos tranquilos y vírgenes. Aquí sólo hace falta pasar unos días para poder relajarse y recuperar las fuerzas. ¡No se lo piense y venga! Seguro que aquí descubrirá su propio cuento!"

Si alguien viaja desde Alemania a Polonia en coche está casi obligado a pasar por la región de Lubusz,y en este sentido, merece la pena dedicar uno o dos días para empezar a conocer Polonia desde este lugar.

Aquí, lo más curioso de ver es la fiesta de la vendimia, celebrada en septiembre en la capital de la región de Lubusz (o LUBUSKIE), Zielona Góra (Monte verde). De esta manera se regresa a la vieja tradición de producir vino en el país.

La región, que está situada en la frontera con Alemania, es famosa por el Parque Muzakowski, de estilo inglés del s. XIX y Patrimonio de la Humanidad desde 2004, buen ejemplo de colaboración entre dos países, Polonia y Alemania, para conservar y proteger el paisaje y parque. El parque, paisajístico, ocupa varios centenares de hectáreas y se extiende por ambas riberas del río fronterizo Nysa Luzycka, con la mayor parte situada en territorio polaco.

No es la única atracción "natural" de la región, ya que en el norte se encuentra también el Parque Nacional de la desembocadura del río Warta, refugio natural de aves acuáticas y marjales y lugar de descanso para unos 200.000 gansos árticos durante el periodo de migraciones en otoño. El parque está adherido al Convenio Internacional RAMSAR.

La primera noche en la región el viajero la puede pasar en Zagan, donde un antiguo granero fue convertido en hotel, al lado del palacio barroco de Albrecht von Wallenstoin; o en Lagów Lubuski, zona de recreo situada entre dos lagos y que conserva, además, un castillo medieval.

Es digna de visitar también la abadía cisterciense en Goscikowo-Paradyz, del s. XIV, y sus ampliaciones en estilo barroco tardío.

Para los aficionados a temas militares les recomendamos la visita al conjunto de fortificaciones de Miedzyrzecz, construidas por orden de Hitler y que, además, se ha convertido en reserva de los casi 30.000 murciélagos que invernan allí anualmente.

PLANIFICAR UNA RUTA

Planea un viaje
¿cuántas personas?
1
¿cuánto tiempo?
2 días
Quiero recibir el newsletter