1 EUR = 4.3 PLN

El hecho más importante y más universal ocurrió en Torun. Hace más de 500 años nació Nicolás Copérnico, el astrónomo que paró el Sol e hizo girar la Tierra. Torun ofrece al visitante su casco antiguo medieval en ladrillo rojo y lugares relacionados con este personaje. La ciudad es Patrimonio de la Humanidad, pero el título de capital de la región lo ostenta la cercana Bydgoszcz, de estilo secesionista e importante centro cultural nacional y deportivo a nivel internacional.

En los alrededores se han conservado muchos castillos góticos, como el de Golub-Dobrzyn, donde el viajero puede imaginarse cómo fue la vida en el medievo asistiendo a torneos y espectáculos ambientados en la época.

La parte central de la región la ocupa un lago subterráneo salado, Ciechocinek, ciudad balneario, que es la base de la torre de graduación más grande de Europa. Sus grandes vallas de mimbre sirven para graduar el agua salada subterránea, creando así una atmósfera de aire húmedo beneficiosa para la respiración.

Como cada región en Polonia, ésta también posee su propio pulmón verde. Se trata de Bory Tucholskie, bosques vírgenes con  tejos de más de 400 años y lagos de intenso color azul. La mejor manera de visitar este parque es hacerlo en kayak, disfrutando de paso de los bollos rellenos de arándanos, típicos de la región, que se venden desde los muelles de los ríos.

Pero uno no se puede marchar de esta región sin haber probado los pastelitos de miel y especias llamados pierniki, cuya tradición se remonta a la Edad Media. Algunos los sirven de adorno para representar objetos, santos y hechos relacionados con la historia de la región, en vez de comerlos.

PLANIFICAR UNA RUTA

Planea un viaje
¿cuántas personas?
1
¿cuánto tiempo?
2 días

Quiero recibir el newsletter