Idioma Idioma
Buscar Buscar

Balnearios

EMAIL PDF

Balnearios en Polonia: una fuente de salud

Un lugar silencioso y limpio, libre de industria, pero con ricos yacimientos naturales de materias primas curativas y un clima favorable para el bienestar. En Polonia hay más de 40 balnearios, acogedores y de distintos estilos. Aquí recobrarás rápidamente la calma y curarás el cuerpo y el alma.




Duszniki Zdrój , Polanica Zdrój, Krynica Zdrój, Augustów y Sopot, lugares de poder curativo como éstos podrás encontrarlos en cualquier rincón de Polonia. La mayoría de ellos están especializados en el tratamiento de enfermedades concretas. Nałęczów cuida de los enfermos de corazón, Konstancin calma a los que tienen destrozados los nervios por el ritmo de vida, Lądek Zdrój y Połczyn Zdrój ayudan a las mujeres a eliminar sus dolencias, y Rabka Zdrój se concentra en la cura de los niños. Pero existen también lugares universales, mimados por el sol, como Busko Zdrój o Kołobrzeg, cuya fuerza curativa proviene del Báltico, que funciona como un gigantesco inhalador natural.

La climoterapia, la balneoterapia y la talasoterapia, la elección de los métodos curativos en los balnearios es enorme. ¿Quieres caminar por los paseos llenos de flores de Ciechocinek y respirar un aire salado al lado de las torres de graduación de aguas salinas más grandes de Europa? ¿O prefieres baños de perlas en el interior de fábula del histórico sanatorio de Lądek Zdrój? ¿O puede que prefieras tomar un trago de las “inflamables” aguas de “Bełkotka”, de Iwonicz Zdrój, o ponerte unas cataplasmas de borowina (lodos de turberas) en Gołdapia?

Un balneario no es solamente un sanatorio bellamente ubicado, tratamientos, paseos y vida cultural. Las estaciones termales están repletas de recuerdos históricos de reyes, políticos, escritores y artistas. El rey Juan III Sobieski se deleitaba con las aguas sulfúricas de Horyniec Zdrój , Ada Sari curaba su garganta en Szczawnica, y el escritor Stefan Żeromski escribió en Nałęczów su libro “ Historia de un pecado”. En otros tiempos las estaciones termales eran un destino obligado en los planes anuales para mejorar la salud y para los encuentros de sociedad.

Hoy en los balnearios polacos se curan no sólo los jubilados. Cada vez hay más gente joven y sana que busca aquí la tranquilidad y olvidarse del mundanal ruido. La estancia en un SPA o en un centro de regeneración biológica, los baños de perlas, piscinas de lodo, cataplasmas de fango, chorro escocés y los paseos entre zonas verdes bien cuidadas se han puesto muy de moda. Los balnearios polacos atraen a los extranjeros por sus precios. Para los ingleses, franceses, italianos, alemanes o escandinavos es simplemente barato.

BUSCA EN LA BASE

Las imágenes de Polonia

mapa - Salud y Belleza

Quiero recibir el newsletter

Ankieta prawa strona